Jesús "es un glotón y un borracho, amigo de pecadores" (Lucas 7, 34)


BLOG CATÓLICO



Este blog comparte el sueño del cardenal John Henry Newman: “Quiero laicos no arrogantes, no precipitados al hablar, no polémicos, hombres y mujeres que conocen su religión, compenetrados con ella, que saben dónde están, que saben lo que tienen y lo que no, que conocen su credo tan bien que pueden dar cuenta de ello, que saben tanto de la historia que pueden defenderla. Quiero laicos inteligentes, bien instruidos. Desearía….para aumentar sus conocimientos que cultiven la razón para penetrar en la relación de la veracidad de la verdad, que aprendan a ver las cosas como son, que comprendan cómo fe y razón se complementan, que son base y principios del catolicismo”


lunes, 13 de julio de 2009

Angel de la Abundancia no es católico






Así de claros tenemos que ser. Ese "ángel de la abundancia" no es católico, no tiene nada que ver con nuestra fe.

Atención:lo siguiente NO es oración católica, es una deformación de la fe, es superchería:

"al angel de la abundancia se le puede poner velas verdes o doradas, con limones verdes o naranjas, le gustan las frutas acidas, tambien se le puede poner unas rebanadas de limon verde. o flores blancas.
si tienes problemas de dinero grandes, entonces reza su oracion entre 21 a 108 veces al dia...

animo a hacerlo pongan confianza en ella y empezaran a ver resultados!!


PETICION PARA ABUNDIA ANGEL DE LA ABUNDANCIA

Tráenos Abundia toda tu Abundancia.
Tráenos caudales de tus riquezas,
Serenidad para tenerlas y amor divino para obtenerlas.
Tráenos la fe de tu riqueza, Tú, gran Abundia, danos riqueza de pensamiento,
De sentimientoTraenos Señora tus frutas frescas,
Tráenos verduras, tráenos dulzura.

Tráenos también oro bendito,
Tráenos tus piedras, rubíes, zafiros.
Tráenos, tú, prosperidad.
Abre las arcas, saca tu cuerno de la abundancia
Y abre la llave del manantial, Chorros caudales danos y bañanos sobre todo con el amor supremo de Dios, Con el fervor de la oración, Con tanta fe, seguridad, prosperidad, De las manos de Dios.

Abundia, Abundia, Abundia, gran Ser angelical,
De la Abundancia te pedimos a ti con amor,
Que escuches con gran fervor ésta plegaria oración de petición.
Te agradecemos a ti señora Abundia,
Que traigas abundancia de planes nuevos y cosas nuevas,
Todas benditas por Dios nuestro amoroso Señor.
Amén"




Me llegó a través de un correo, esos correos-cadena que debemos eliminar y no enviar a nadie más.

No se dejen engañar. No confundan superchería, superstición, esoterismo, con la verdadera fe transmitida por los apóstoles hasta nuestros días.

Recordemos las enseñanzas de nuestro Señor Jesucristo:

Pedid y se os dará, buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe, y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.

¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide pescado, le dará una serpiente? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que lo pidan? Mateo 7, 7-11


Hay que saber orar y tenemos a un buen profesor y doctor de la Iglesia, San Agustín, que nos enseña cómo orar para que nuestra oración sea escuchada:


"¿Dónde nos escucha el Señor? Entra en tu habitación, cierra la puerta y ora en lo secreto, y el Padre, que todo lo sabe, te escuchará (Mt 6,6). Entras en tu habitación cuando entras en tu corazón; y bienaventurados los que al entrar en su corazón hallan motivo de gozo, porque no hallan nada malo. ¿Quieres, pues, entrar con gusto en tu corazón? Purifícalo. Dichosos los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios (Mt 5, 8). Quita lo sucio de la liviandad, las manchas de la avaricia, la corrupción de las supersticiones, los malos pensamientos y los odios, no sólo de los amigos, sino también de los enemigos. !Fuera todo eso! Y después entra en tu corazón !Y qué a gusto te sentirás allí! Y, apenas comiences a hallarte mejor, la limpieza interior será tu primer deleite y ella te moverá a orar. Como cuando vas a un lugar tranquilo, silencioso y limpio, te viene este pensamiento: Qué lugar tan apacible! Quiero orar aquí. Te agrada la paz del lugar y piensa que allí Dios te va a escuchar."


"Cuánto más semejante te haces a El, tanto más progresas en la caridad, y en proporción a esto comienzas a sentir a Dios....Si eres desemejante, te sientes repelido; si semejante, exultarás de gozo. Y a la medida en que por la semejanza comienzas a acercarte y a sentir a Dios, cuanto más crezca en ti la caridad -porque Dios es caridad (1 Jn 4, 8)-, tanto más sentirás al que decías y no decías. Antes de conocer este sentimiento creías que hablabas de Dios; comienzas a tenerlo, y en el mismo punto sientes que no se puede decir lo que sientes"


Conviene que seamos exigentes:

"Porque sincero prometedor es Dios y fiel cumplidor de su palabra; a ti sólo se te pide que exijas piadosamente; aunque pequeñuelo, aunque débil, exige misericordia. ¿No ves los corderitos, cuando maman, qué de rempujones dan a las ubres de las madres para saciarse de leche?"


"no fue cualquiera, sino el Todopoderoso el que dijo: Pide lo que quieras"


Pero no pidas riqueza a caudales, oro, piedras, rubíes, zafiros. ¿Eres acaso una hija o hijo interesado sólo en las cosas materiales que tu Padre te puede dar? ¿Qué pensarías de un hijo tuyo que sólo está interesado en tu casa que más tarde heredará, o en tu auto, o en tu cuenta bancaria?

El Señor conoce nuestras necesidades. Según San Agustín debemos pedir una vida buena y la vida eterna:

"Pidamos con toda seguridad dos cosas; en este siglo, la vida buena, y en el siglo futuro, la vida eterna. Las demás cosas no sabemos si nos son útiles"